«Vives en mí, 
y aunque quisiera… no puedo olvidarte.

Deshaces hasta el último de los límites 
con tan solo alzar tu Voz.

Eres la Fuente donde un día me hice Agua 
para fluir salvaje.

En tus brazos soy maestro y aprendiz 
del Puro Amor, de la Verdad, 
… conocedor de un Caminar sin Tiempo.

Vives en mí, sin razón.

Si te hubiera de nombrar 
te llamaría… Silencio «

 

Sem

Estoy compartiendo mucho más, diariamente, a través del email. Mi newsletter. Te suscribes gratis, y de entrada te voy a enviar un audio que puede tener mucho sentido para ti. No te digo más… es aquí  >> me suscribo a tu newsletter